La microfiltración

La microfiltración

Es un proceso de separación física en el cual el tamaño de los poros de una membrana determina hasta qué punto son eliminados los sólidos disueltos, la turbidez y los microorganismos. Las sustancias de mayor tamaño que los poros de la membrana son retenidas totalmente. Las sustancias que son más pequeñas que los poros de la membrana son retenidas parcialmente, dependiendo de la construcción de una capa de rechazo en la membrana.

Las membranas usadas para la microfiltración tienen un tamaño de poro de 0.1 – 10 µm. Estas membranas de microfiltración retienen todas las bacterias. Parte de la contaminación viral es atrapada en el proceso, a pesar de que los virus son más pequeños que los poros de la membrana de microfiltración. Esto es porque los virus se pueden acoplar a las bacterias.

La microfiltración puede ser aplicada a muchos tipos diferentes de tratamientos de agua cuando se necesita retirar de un líquido las partículas de un diámetro superior a 0.1 mm.

 

APLICACIONES DE LA MICROFILTRACIÓN

  • Esterilización por frío de bebidas y productos farmacéuticos.
  • Aclaramiento de zumos de frutas, vinos y cerveza.
  • Separación de bacterias del agua (tratamiento biológico de aguas residuales).
  • Tratamiento de efluentes.

Pretratamiento del agua para nano filtración y ósmosis inversa.